[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

La familia de la estudiante universitaria que falleció por consumo de alcohol contaminado servido en hotel en Cancún demanda a la hotelera española Iberostar por homicidio culposo involuntario  

Diaz Reus
USA, México ,   5 de diciembre de 2018

La familia de la estudiante universitaria que falleció por consumo de alcohol contaminado servido en hotel en Cancún demanda a la hotelera española Iberostar por homicidio culposo involuntario  

La familia de Abbey Connor, joven estudiante universitaria que se ahogó durante unas vacaciones familiares el año pasado en el hotel Paraíso del Mar de Iberostar en Cancún, México, presentó un caso de homicidio culposo contra Iberostar, alegando que su muerte fue consecuencia de que el hotel sirvió a ambos, Abbey y su hermano, alcohol contaminado.

El 7 de enero de 2017, Abbey, su hermano Austin, su madre y su padrastro llegaron al Hotel Iberostar Paraíso del Mar a disfrutar de unas esperadas vacaciones. Después de desempacar, Abbey y Austin se pusieron sus trajes de baño y se dirigieron a la piscina del hotel a nadar. Estando allí, hicieron uso de la barra que sirve bebidas en la piscina. Posteriormente, un empleado de Iberostar fue alertado por un huésped del hotel de que dos personas se estaban ahogando en la piscina. Al llegar al área de la piscina, vio a una mujer joven, Abbey, flotando boca abajo, y a un joven, Austin, pateando y chapoteando en el área menos profunda de la piscina. Aunque Austin se recuperó del incidente, Abbey falleció el 12 de enero de 2017.

En los meses subsiguientes a la trágica muerte de Abbey, el Milwaukee Journal Sentinel informó que más de 100 viajeros describieron haber “perdido el conocimiento debido a cantidades pequeñas o moderadas de alcohol, y haber sido robados, violados o heridos mientras visitaban centros turísticos todo incluido en México”. Aunque el Secretario de Turismo de México ha cuestionado los informes de alcohol contaminado en complejos turísticos mexicanos, tanto el hotel Paraíso del Mar de Iberostar, las autoridades mexicanas en Cancún, y la vecina Playa del Carmen tomaron medidas enérgicas contra bares y vendedores de alcohol y, en el proceso, según se informa, confiscaron miles de galones de alcohol contaminado.

El representante legal de la familia, el abogado de Miami, Gary Davidson, de Díaz Reus, explicó que "esta demanda trata sobre unas vacaciones familiares que terminaron en tragedia en su primer día. La misma idea de que dos adultos jóvenes vayan a la piscina de Iberostar mientras están de vacaciones familiares, uno termina muerto después de beber alcohol en un bar en la piscina y el otro pierde completamente el control de sí mismo después de beber en el mismo bar- y al mismo tiempo - es aterrador”.

 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados