[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

Costa Rica: Reflexiones sobre la ley normativa en los mercados de doble punta

Consortium Legal
Costa Rica ,   19 de junio de 2019

Costa Rica: Reflexiones sobre la ley normativa en los mercados de doble punta

La disrupción tecnológica y el efecto en red de las plataformas tecnológicas profundizará la presencia de mercados internacionales de doble punta, tal y como fueron definidos por el clásico paper de Rochet & Tirole.

Si bien los mercados de doble punta requieren un ejercicio interpretativo -a nivel estrictamente local- para establecer el marco regulatorio aplicable a cada eslabón de negocios que se entrecruza, el ejercicio en el contexto del comercio internacional resulta también necesario.

En los mercados de doble punta transaccional la novedad tecnológica está en la presencia multiplicadora de la red de usuarios en cada lado de la punta, que termina siendo un proceso similar a un centro comercial, con un crecimiento exponencial sin el límite que los ladrillos o las fronteras podrían imponer.

En todo caso, cada transacción realizada en este mercado, obedece generalmente a una tipología de transacción que en mercados directos se dan recurrentemente. Por lo anterior debe aplicarse el principio de la inalterabilidad del derecho preexistente establecido en la Ley Modelo de Comercio Electrónico de la Uncitral.

Cuando el mercado de dos o mas lados es transaccional, el derecho existente sirve de base para discutir el régimen de responsabilidades de cada una de las partes que se han conectado por virtud de la plataforma/Intermediario: por un lado, vemos un vendedor de un servicio, y por el otro lado un comprador de un servicio conectado a través de una plataforma que encuentra en los efectos en red (positivos y negativos) un negocio de escala.

Es el intermediario -la plataforma- el disruptor tecnológico que obtiene ingresos por esquemas combinados de afiliación y uso.  En el comercio internacional puede encontrarse la necesidad de abrir el horizonte interpretativo para regular de una u otra forma su actividad.

 ¿Es posible dejar un fenómeno económico legal sin regulación? La tesis indica que no es posible, porque de hecho de una u otra forma ya tiene  su regulación preexistente como agente económico.

Por ejemplo desde el punto de vista de la competencia, las plataformas tecnológicas son actores en un mercado relevante. Ya la Comisión Europea -con atinada amplitud interpretativa- ha colocado sanciones por violaciones al régimen de competencia en ese continente a plataformas de servicios de hospedaje que no tienen dentro de sus activos hoteles, pero que son recurrentemente buscadas por quienes emprenden viajes al exterior ¿Esa integración vertical de las plataformas podría también hacerles responsables por regímenes de protección al consumidor con la dificultas que territorialmente podría implicar determinar una autoridad competente? Jueces laborales españoles y argentinos han adaptado el concepto de subordinación y dependencia para aplicar el derecho laboral a uno de los extremos relacionales de los actores de los mercados, tomando a su vez -tal vez sin conocerlo-, partido por transformar un mercado de dos puntas en uno directo.

Desde el punto de vista fiscal, la discusión sobre el impacto tributario de cada uno de los actores del mercado de dos puntas está latente en todas las jurisdicciones.

El grueso de la discusión recae sobre la determinación de los mecanismos para gravar la actividad del intermediario ¿Son las normas de establecimiento permanente, suficientes para crear en la plataforma la condición de contribuyente en una jurisdicción específica? ¿O por el contrario la plataforma termina siendo invisible para las autoridades tributarias cuando el mercado se llena de sus servicios?

Por ahora algunas jurisdicciones se han inclinado por gravar al consumidor con impuestos al valor agregado, dada la facilidad en la trazabilidad del pago por la participación de emisores de tarjetas de crédito (el mercado de dos puntas por antonomasia).

Al derecho de la Propiedad Intelectual tampoco le resulta ajena la actividad del intermediario tecnológico. Recientemente los presidentes de los países miembros de la Comunidad Andina expresaron su decisión de disputar el registro otorgado a una plataforma tecnológica de ventas on line afirmando una violación al patrimonio inmaterial representado por la región amazónica. También el corazón del negocio, los renombrados algoritmos admiten ser protegidos desde la óptica del derecho de autor si reuniesen los requisitos respectivos.

Cuando la plataforma actúa en mercados internacionales de dos o más puntas, ya sean estos transaccionales o no, un tema resulta de implacable novedad e interés para todos. Se trata de la necesidad/posibilidad de las plataformas, de monetizar la información de los diferentes actores que participan en cada una de las puntas. Esta práctica tiene como consecuencia el uso de la ley aplicable a la protección de datos a esos encadenamientos transaccionales.

Informan los medios que el Comisionado de Protección de Datos de Irlanda investigó cómo maneja una plataforma de mercado de dos puntas los datos personales de los usuarios con fines publicitarios. Con big data y data mining el grueso de los ingresos podría ir explotado con la monetización de nuestra IP dirigida especialmente a vender esa información a gigantes publicitarios expertos en marketing la digital, cuya eficacia ha afectado notoriamente a medios de comunicación tradicionales.

El comercio internacional canalizado entonces a través de los mercados de dos puntas, tiene un objeto adicional de estudio legal y de previsiones en la estructuración: los datos personales que se convierten en el objeto de comercio internacional. Este a su vez, debe ser objeto de control con base a la normativa vigente.

Un estudio realizado en el 2016, adelantado por la  Asociación de Internet de México y la Secretaría de Economía[1], da cuenta del valor de los datos personales en el mercado negro de datos. Por eso, más allá de la discusión al derecho a la intimidad que podría adelantarse -pues al final las visitas que como usuario de Internet hago a sitios a través de mi IP es una manifestación de mi personalidad que debe ser protegida-, la monetización de esa información sin mi conocimiento y consentimiento despierta sin duda cuestionamientos.

Como se puede entonces apreciar, si hay un marco legal aplicable a las diferentes aristas que pueden presentarse en contratación electrónica internacional a los fenómenos tecnológicos disruptores.

Socio, Juan Manuel Godoy
Consortium Legal – Costa Rica
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados