[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

Inversión Pública en América Latina


   13 de enero de 2020

Inversión Pública en América Latina

En América Latina (AL), hablar del gasto en inversión pública se vuelve cada vez más relevante. En el contexto actual, de menores perspectivas de crecimiento económico y menores recursos fiscales, proteger el gasto en inversión pública (y su gestión eficiente) podría ser clave para revitalizar el crecimiento económico, reducir desigualdades de ingreso y apostar a recursos fiscales futuros.

Sin embargo, a la fecha en América Latina existen pocos sistemas de información centralizados y de uso y consulta amigables sobre la evolución y composición del gasto en inversión pública de la región. Esta información resulta clave para monitorear y evaluar las prioridades de inversión dentro de los Sistemas Nacionales de Inversión Pública, así como para informar decisiones de recomposición eficiente e inteligente del gasto público total, de acuerdo a un estudio reciente del BID.
 
Para cerrar esta brecha de información, la División de Gestión Fiscal del BID ha publicado la Base de Datos del Gasto en Inversión Pública de América Latina (BDD-GIPAL). La BDD-GIPAL es una de las plataformas con mayor cobertura y desagregación del gasto en inversión pública de América Latina: se presentan los datos de 16 países[i], la cobertura del gasto representa al sector público no financiero (SPNF), y los datos se exponen desagregados bajo diferentes cruces de las clasificaciones del gasto (económica, institucional y funcional). Los datos permiten al usuario saber cuánto invierten los gobiernos de América Latina, quién ejecuta el gasto en inversión pública y en qué se invierte.

Los principales hallazgos de la BDD-GIPAL se presentan en la reciente publicación: El gasto en inversión pública en América Latina: cuánto, quién y en qué. Cinco hallazgos claves, enfocados en la inversión del gobierno general, son:

    El gasto en inversión pública de América Latina aún es bajo. El gasto en inversión pública promedio ha aumentado de un 2,8% a un 3,9% del PIB (2002-06 vs. 2012-16). Sin embargo, el nivel de inversión pública de la región permanece por debajo de los países miembros de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental [ii]) (3,9% vs. 6,1% del PIB), región esta última que combina altas tasas de inversión y crecimiento económico.

    Existen dos tendencias en la evolución de la inversión pública. Se distinguen los países del Grupo 1 (Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú) de los países del Grupo 2 (el resto de los países). En los países del Grupo 1, el gasto en inversión pública se ha más que duplicado, aumentando de un 3,4% a un 7,0% del PIB (2002-06 vs. 2012-16, respectivamente). En contraste, en los países del Grupo 2, la inversión pública se mantuvo neutral al boom, cercana al 2,6% del PIB durante todo el período 2000-16. Los países del Grupo 1 tienen una mayor dependencia en las exportaciones de materias primas (minero-energética) y en el caso de Panamá de servicios. La mayoría de los países del Grupo 2 presentan una economía más diversificada.

    El gasto en inversión pública es volátil. Durante el período 2000-16, el gasto en inversión pública de América Latina como porcentaje del PIB ha sido relativamente volátil (coeficiente de variación promedio de 26%), superior a la volatilidad del gasto público total (9%) y del gasto corriente (11%). Un factor asociado a la volatilidad del gasto en inversión pública es la prociclicidad de dicho rubro con respecto al crecimiento económico (coeficiente de correlación de 0,83). En particular, estudios documentan que el gasto en inversión pública de la región suele ser recortado en los malos tiempos, mientras que el gasto corriente no sufre de dicho ajuste.

    Existe una mayor responsabilidad en la gestión de la inversión pública por parte de los gobiernos subnacionales. En promedio, el porcentaje del gasto en inversión pública ejecutado por gobiernos subnacionales ha aumentado de un 19,4% a un 31,5% entre 2000 y 2016; en cuatro países, dicha participación ha superado el 50% de la inversión total. No obstante, los procesos de descentralización del gasto en inversión pública no han sido suficientemente acompañados del fortalecimiento de las capacidades de ejecución en los gobiernos subnacionales. 

    La asignación del gasto de inversión pública es heterogénea. Casi el 50% del gasto en inversión pública de América Latina se ha concentrado en transporte (28,0%) y vivienda y servicios comunitarios (19,7%) [ver Gráfico 2]. En el periodo 2012-16, tanto Panamá como Perú han invertido encima del promedio de América Latina en la función de transporte (41,8% y 34,6% de su inversión total, respectivamente). Sin embargo, la segunda función prioritaria en la inversión pública de Panamá ha sido otras actividades económicas (16,6%), mientras que en Perú ha sido educación (13,0%). México y Paraguay han priorizado cerca del 50% de su inversión pública en vivienda y servicios comunitarios (incluyendo fondos regionales), superando ampliamente el promedio de AL en dicho período.

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados