[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"De esta situación aprenderemos la importancia de las decisiones y esfuerzos comunes"

Ernesto Rizo

"De esta situación aprenderemos la importancia de las decisiones y esfuerzos comunes"

En todos los países del mundo los presidentes se han colocado en primera fila de sus Estados para enfrentar la amenaza que conlleva el coronavirus que, con gran rapidez, se ha extendido a más de 180 países. Sin embargo, sectores sociales en Nicaragua se preguntan: ¿donde está el presidente Ortega?

Pese a la inminencia de la enfermedad, el presidente Daniel Ortega no ha hecho ninguna comparecencia pública para abordar la crisis del coronavirus y explicar los planes preventivos que su gobierno tiene preparados.

Latin Counsel ha hablado con Ernesto Rizo, Socio de BLP en Managua. Nos comenta la incertidumbre y preocupación que está viviendo la población de Nicaragua ante esta situación de emergencia sanitaria.

Latin Counsel: ¿Cómo está viviendo esta situación?

Ernesto Rizo: Estamos viviendo esta situación con la preocupación e incertidumbre propia de la crisis sanitaria y con el agravante de no tener una guía y orientación seria de parte de las autoridades públicas, acerca de las medidas que se deben de tomar y sobre el desarrollo de la situación a nivel nacional. 

De tal forma, que nuestra oficina y la gran parte del sector privado nicaragüense, ha optado por replicar lo que hacen nuestros países vecinos promoviendo el "distanciamiento social" e impulsando el "quédate en casa". 

LC. ¿Qué medidas se están tomando en Nicaragua para contener la pandemia?

ER: El gobierno de Nicaragua es uno de los pocos gobiernos del mundo que no ha tomado medidas para afrontar la crisis. Se ha negado entre otras cosas a establecer cuarentenas, realizar pruebas compartiendo resultados con pacientes, etc.  Por el contrario, ha invitado a la población a eventos y manifestaciones públicas. 

Hay un desconcierto total por la evidente inobservancia de las orientaciones brindadas por la OMS., causando un gran desasosiego en la población.

LC: ¿Qué es lo que más le preocupa?

ER: Son varias las causas de preocupación. Primero, la completa desinformación en cuanto a contagios, plazos de cuarentenas  y en general, información que permitan a la población organizarse frente al peligro del virus.  Asimismo, la naturaleza propia de la pandemia y el alto índice de contagio del virus, en un país con un sistema de salud pública sumamente frágil, en el que además no se están tomando medidas de prevención y control serias, muy probablemente resultará en un alto nivel de contagio y alta mortalidad. 

No puede dejar de preocupar también el impacto que la situación tendrá en la economía mundial y por ende en la ya débil situación económica nicaragüense. 

LC: ¿Qué cree que aprenderemos de esto?

ER: La importancia de las decisiones y esfuerzos comunes.  Tomando acciones como comunidad y nación, sin depender de órdenes de autoridades competentes, se pueden hacer esfuerzos para reducir el riesgo de contagio, cerrando locales e implementando modalidades de trabajo remoto, por ejemplo, se reduce el contacto  y factores de riesgo.  Protegiendo a la población del contagio, en un tiempo prudencial, se podrá contar con personas listas y dispuestas para  reintegrarse al mercado y reactivar fuentes de ingresos.

LC: ¿Qué mensaje de ánimo quiere transmitir?

ER: Por difícil que nos resulte, debemos ser pacientes y tener serenidad.  Como todos los males, de distintas índoles, que tradicionalmente han afectado a nuestras naciones, son pasajeros y debemos estar listos a retomar nuestras vidas.

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados