[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"Los retos se enfrentan todos los días"

Mary Fernández

"Los retos se enfrentan todos los días"

Mary Fernández es socia fundadora de la firma Headrick Rizik Alvarez & Fernández, de la República Dominicana. Fernández ha sido reconocida entre las 50 Mujeres de Poder y Éxito por la Revista Mercado durante varios años y ha sido seleccionada como una de las Mujeres de Éxito por la revista de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana hace unos años.

En estos tiempos convulsos Mary Fernández ha comentado con LATIN COUNSEL algunos de los aspectos de su extensa experiencia profesional.


LATIN COUNSEL:  Cuéntenos sobre su carrera profesional

Mary Fernández: Empecé mi carrera profesional hace 40 años. Inicialmente, trabajé como abogada asociada en una oficina de abogados y trabajaba en el área de litigios, asistía prácticamente todos los días a audiencias en los tribunales, y cuando no, trabajada en la elaboración y negociación de contratos civiles o comerciales. En el 1985, junto con 3 socios más formamos a Headrick Rizik Alvarez & Fernández. Hoy en día, somos 12 socios y unos 45 abogados en total. 

En Headrick, soy la socia responsable del Departamento de Propiedad Intelectual, pero adicionalmente trabajo en asesorar clientes en materia civil y comercial. He tenido la dicha de haber podido desarrollar un ejercicio variado y, al mismo tiempo, he podido participar en actividades como la docencia así como en instituciones como el Centro de Resolución de Conflictos, promoviendo los métodos alternos de solución de disputas, la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, asistiendo a las empresas en el cumplimiento de las obligaciones comerciales, así como desde la Junta de Directores de INTEC, universidad con énfasis en carreras tecnológicas, promoviendo la educación.  

LC:  ¿Cuáles han sido los mayores retos que ha enfrentado como abogado desde que inició su carrera?

MF: Los retos se enfrentan todos los días. El desafío mayor, a la vez que la satisfacción mayor que uno como abogado puede experimentar, es recibir un caso, para el cual debemos experimentar soluciones diferentes a las que acostumbramos utilizar, y, muchas veces hasta novedosas. Cuando resolvemos un caso de estos, utilizando una idea creativa, aunque obviamente dentro de los parámetros de la ley, uno se siente muy satisfecho. Esto, para mí, vale más que el dinero.

LC:  ¿Cuáles han sido las experiencias más motivadoras de su carrera?

MF: La experiencia más motivadora de mi carrera lo constituyó la formación de mi propia firma. No es lo mismo ser parte de una firma, en la que no tienes que preocuparte mas que por realizar tu trabajo de índole legal, que crear una firma desde cero y ser responsable de la atracción y retención de clientes. Lo anterior me motivó a desarrollar aptitudes que desconocía en mi persona. La segunda experiencia que pudiera mencionar como más motivadora, ha sido la de participar como docente en varias universidades así como en la Escuela de la Judicatura, que sirve para entrenar a los jueces de la República Dominicana.

LC:  ¿Qué consejos les daría a las futuras generaciones que están iniciando en el campo del derecho?

MF: Que trabajen, trabajen, trabajen. Pero que hagan un trabajo de calidad, y nunca dejen de mantener informado al cliente. Aunque suene extraño, entiendo que el 50% del trabajo del abogado consiste no sólo en realizar el trabajo legal que se espera de uno, sino informar al cliente de que el mismo se ha realizado. La comunicación, en esta profesión, como en todas las demás áreas de la vida, es esencial para el éxito.
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados