[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

¿Qué hacer como empleador ante el impacto del COVID-19 en las relaciones laborales?

Guzmán Ariza Abogados y Consultores
República Dominicana ,   22 de abril de 2020

¿Qué hacer como empleador ante el impacto del COVID-19 en las relaciones laborales?

Con la reciente declaración de estado de emergencia en la República Dominicana para evitar la expansión del COVID-19, las relaciones laborales se han visto y se verán considerablemente afectadas, pues parte de las medidas tomadas por el Estado dominicano incluyen el cierre temporal de empresas y entidades públicas y privadas, así como el cierre de todas las fronteras.

Ante esta situación, el Ministerio de Trabajo de la República Dominicana, como ente regulador de las relaciones laborales del sector privado, emitió el 18 de marzo de 2020 su resolución número 007/2020, mediante la cual dispuso lo siguiente:

    Se instruye a los empleadores cuyos establecimientos califiquen para permanecer abiertos al público a flexibilizar su jornada de trabajo y, en la medida de lo posible, implementar el trabajo a distancia a fin de evitar la aglomeración de personas en los lugares de trabajo, como medida tendente a romper con la cadena de propagación del COVID–19.
    Instamos a los empleadores cuyos establecimientos deben permanecer cerrados a otorgarles el disfrute de las vacaciones remuneradas a todos los trabajadores que califiquen para las mismas; en el mismo sentido, los trabajadores que no hayan adquirido el derecho a vacaciones se le avanzará una semana de vacaciones remuneradas, así como el pago de una semana de salario a cargo de la empresa.
    Se exhorta a tomar medidas de aislamiento respecto de los trabajadores vulnerables, siendo estos los mayores de 60 años con hipertensión arterial o enfermedades coronarias o cardiovasculares, las embarazadas, las personas con cáncer, con insuficiencia renal en tratamiento de diálisis, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas y enfermedades autoinmunes.
    Instamos a los trabajadores a asumir una actitud de colaboración para facilitar entendimientos razonables con sus empleadores en procura de dar cumplimiento de esta resolución.
    Recomendamos que las medidas de flexibilización a tomar no interfieran con la producción de las empresas ni con los salarios de los trabajadores.

Estas disposiciones no son obligatorias, sino sugerencias del Ministerio de Trabajo. Hay otras opciones; por ejemplo, para las empresas cuyos negocios permanecerán sin laborar hasta que termine la cuarentena, es posible suspender los contratos de trabajo, según lo permite el Código de Trabajo de la República Dominicana, lo que implica que ni los trabajadores prestarán sus servicios a la empresa ni esta les pagará el salario convenido,

Para que haya lugar a la suspensión de los efectos del contrato de trabajo, es necesario que concurran al menos una de las causas enunciadas en el Código, entre las cuales se encuentra la de fuerza mayor o caso fortuito.

La presencia del COVID–19, unida a la declaratoria del estado de emergencia, así como a las medidas adoptadas por el Estado para evitar la propagación de la pandemia, constituyen una fuerza mayor que ha imposibilitado temporalmente a que muchas empresas puedan continuar funcionando.

Una vez surge la causa de suspensión, el empleador está obligado a comunicarla a la autoridad de trabajo competente, quien comprobará la existencia o no de la causa.

La suspensión de los efectos del contrato de trabajo sustentada en la fuerza mayor o caso fortuito, tiene una duración máxima de 90 días, con posibilidad de ser extendida en caso de este plazo no ser suficiente.

Desde el momento en que el hecho que origine la suspensión haya concluido, el empleador debe comunicarlo a la autoridad laboral competente; en caso contrario, el Departamento de Trabajo puede reintegrar al trabajador o este último puede dimitir.

Es importante señalar que la suspensión de los efectos del contrato de trabajo no afecta la antigüedad de los trabajadores.

De igual forma, durante la suspensión de los efectos del contrato de trabajo, el empleador debe continuar reportando las cotizaciones de sus trabajadores ante el Sistema Dominicano de la Seguridad Social, pero reduciendo los valores correspondientes a los riesgos laborales.

Por su parte, el Presidente Danilo Medina, para reducir el impacto de la presente crisis en los principales sectores productivos del país y sus colaboradores, anunció en su alocución del día 26/3/2020 un paquete de ayudas económicas entre las cuales se encuentra un subsidio dirigido a aquellas empresas que no han cerrado operaciones, para el pago de nóminas de empleados por un valor ascendente a RD$8,500 mensual por cada empleado, condicionado a que el empleado sea mantenido en la nómina de la empresa. El procedimiento para acceder a esta facilidad está pendiente de ser anunciado por la Comisión Económica del Poder Ejecutivo.

En caso de que su empresa decida optar por la suspensión, Guzmán Ariza está en la plena disposición de asistirle con los trámites necesarios.

Guzmán Ariza

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados