[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"Veo profesionales y personal más comprometidos que nunca con sus colegas alrededor del mundo"

Jorge Alers

"Veo profesionales y personal más comprometidos que nunca con sus colegas alrededor del mundo"

Jorge Alers, Director Ejecutivo de Dentons para América Latina y el Caribe, posee una gran experiencia en el sector legal, en donde ha combinado la práctica jurídica tanto en organismos internacionales como en despachos de abogados. Alers ha hablado extensamente con Latin Counsel para contarnos su experiencia profesional y cómo está viviendo estos días de confinamiento.

Latin Counsel : Cuéntenos sobre su carrera profesional.

Jorge Alers: Actualmente soy el Director Ejecutivo de Dentons para América Latina y el Caribe (LAC), donde ayudo a Dentons en su crecimiento en la región y la integración de sus oficinas. Desde que me uní a Dentons casi 5 años atrás, nuestra presencia en Latinoamérica y el Caribe ha crecido de cero a 27 oficinas en 24 jurisdicciones. Mis esfuerzos en Dentons se han beneficiado del compromiso que tengo con la región desde hace muchos años.  Aunque nací en Costa Rica, terminé mis estudios legales en la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard (Juris Doctorate) en los EEUU. Siempre estuve interesado en asuntos internacionales, pero mi enfoque principal en Latinoamérica se materializó durante una pasantía de un año en una firma legal en Buenos Aires (Klein & Mairal). La mayor parte de mi carrera profesional ha sido con grandes firmas internacionales, excepto por un periodo de tiempo con la filial  del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a cargo del sector privado ( la Corporación Interamericana de Inversión, hoy conocida como BID Invest) de donde me salí como Asesor Jurídico en 1994, y más recientemente como Asesor Jurídico del BID propiamente. En 2008, después de haber dirigido las prácticas latinoamericanas en dos grandes firmas internacionales, regresé a Costa Rica siguiendo una oportunidad empresarial. Eventualmente, regresé a Washington DC para asumir el puesto en el BID. Sin embargo, mientras estaba en Costa Rica, sin perder oportunidad conocí a Joe Andrew, el Global Chairman de Dentons, quien es esposo de la Embajadora de los EEUU a Costa Rica de ese momento. Al regresar a los Estados Unidos, Joe me explicó la visión y los principios detrás de la nueva firma de abogados (Dentons) que Elliott Portnoy (Director General Mundial) y él estaban buscando crear. Sinceramente, estaba cautivado por esa visión, que reconoce el tremendo talento en la región de Latinoamérica y el Caribe y busca tomar ventaja de dicho talento de una manera que proporciona a los clientes una mejor calidad y estructura de costos.

LC: ¿Cuáles han sido los mayores retos que ha enfrentado como abogado desde que inició su carrera?

JA: Me recibí de la facultad de derecho a mediados de los 1980 (la llamada Década Perdida de Latinoamérica). En ese momento había relativamente poco trabajo legal internacional transaccional, aparte de las reestructuraciones de deuda soberana. Sin embargo, en 1990 ingresé a la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) como una de las primeras contrataciones. La CII había sido establecida para promover el desarrollo por medio de actividades en el sector privado de Latinoamérica y el Caribe. Inicialmente, la CII era una de las pocas instituciones internacionales financiando al sector privado de la región. Fue una experiencia emocionante y desafiante. Poco después, la región empezó a alejarse del modelo de desarrollo tradicional dirigido por el estado a uno que reconoce la importancia del sector privado. Este cambio condujo a una ola de privatizaciones, inversiones y oportunidades de préstamos en la región. Mi regreso a la práctica privada coincidió con el crecimiento de tales oportunidades. No me arrepiento en absoluto de mi elección de carrera, pero reconozco que la volatilidad en la región me obligó a estar siempre preparado para cambiar mi enfoque de práctica. Por ejemplo, nunca me concentré en un solo país y tuve que ajustar el enfoque de mi práctica en varias ocasiones. Comencé mi carrera trabajando principalmente con acreedores en transacciones de financiamiento de infraestructura y terminé con un fuerte enfoque en las transacciones de M&A. 

LC: ¿Cuáles han sido las experiencias más motivadoras de su carrera?

JA: En el transcurso de más de 30 años, es difícil identificar las experiencias más importantes para mí profesionalmente. Sin embargo, si debo de escoger, comenzaría con mi experiencia como pasante en Buenos Aires en 1994. Antes de eso, me fascinaba Europa e imaginaba una carrera que me llevaría allí. Mi pasantía en Argentina me abrió los ojos al enorme talento y oportunidades en la región. Francamente, cambió el curso de mi carrera.

La segunda experiencia fue unirme a la CII en 1990. La CII fue, en esencia, una startup multilateral. Todo era una situación de primera impresión. Aunque era un abogado relativamente junior, Roberto Danino, el primer Asesor Jurídico de la CII, me brindó la oportunidad de asumir una responsabilidad cada vez mayor. El resultado fue muchas noches de trabajo y desafíos difíciles, pero una oportunidad única para crecer profesionalmente. Aunque Roberto volvió a la práctica privada y permanecí como Asesor Jurídico de la CII, eventualmente me uní a Roberto en la práctica privada.

La tercera experiencia es claramente la oportunidad de ayudar a dirigir Dentons en Latinoamérica y el Caribe. Cuando me uní a Dentons en 2014, teníamos muy poco reconocimiento de mercado en la región y Dentons propiamente era un jugador relativamente nuevo en el mercado legal mundial. Los cambios hasta la fecha han sido admirables. Hoy, Dentons es la firma de abogados más grande del mundo, con más de 11,000 abogados en 183 oficinas en 75 países, y tenemos la presencia física más amplia en Latinoamérica y el Caribe, con más de 400 abogados en 27 oficinas en 24 países. Estoy muy orgulloso de la diversidad e inmenso talento de los profesionales que se han unido a Dentons en la región de América Latina y el Caribe. Son realmente un equipo extraordinario.

LC: ¿Cómo está viviendo esta situación de confinamiento?

JA: Como te imaginaras, como CEO de una gran región geográfica, con un fuerte compromiso con el crecimiento continuo, he pasado la mayor parte de mi tiempo durante los últimos casi 5 años en aviones. La pandemia y su impacto me han mantenido confinado. Actualmente, paso el día trabajando remotamente desde mi casa en las montañas de Colorado. Extraño viajar para reunirme con colegas y clientes en toda la región. Si bien trabajar de forma remota presenta sus desafíos, también me ha permitido observar cómo Dentons se ha unido como firma. Veo profesionales y personal más comprometidos que nunca con sus colegas alrededor del mundo. Esto es inmensamente satisfactorio ya que nuestros abogados en la región LAC están trabajando conjuntamente con otras oficinas regionales en nuevas oportunidades internacionales. Supongo que nada une a las familias tanto como el desafío generacional.

LC: ¿Qué consejos les daría a las futuras generaciones que están iniciando en el campo del derecho?

Frecuentemente estudiantes de derecho me piden consejos en cuanto a sus aspiraciones profesionales. Mi respuesta generalmente se centra en dos recomendaciones. Primero, la profesión legal está experimentando un cambio transformador. Creo que ese cambio se acelerará. Como tal, estudiantes de derecho no deberían mirar la profesión exclusivamente como es hoy. Por el contrario, deben considerar la profesión como una que tendrá enormes oportunidades y desafíos. Se requerirá un conjunto de habilidades variadas y ágiles.

Segundo, el talento en la profesión legal es verdaderamente mundial. Las nociones tradicionales de la primacía de los abogados en los principales centros financieros y legales  (como Londres y Nueva York) deberán tomar en cuenta los muchos talentos y experiencias en otras jurisdicciones. Esto no significa que la relevancia de Londres y Nueva York disminuirá; de lo contrario, seguirán siendo importantes fuentes de innovación y conocimiento. Sin embargo, requerirá que los abogados en Nueva York y Londres trabajen codo a codo con sus colegas en otras partes del mundo, cada uno brindando a los clientes los beneficios colectivos de sus variadas experiencias y conocimientos. También requerirá que los abogados se centren menos en los servicios de rutina, como la preparación de documentos, y más en la creatividad y la innovación, y en trabajar con profesionales talentosos en otras disciplinas. Si fuera más joven, me parecería un momento emocionante para estar considerando una carrera legal.
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados