[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"Esta crisis contituye una oportunidad para convertirnos en actores protagonistas del cambio que necesita la humanidad"

Diego Muñoz Tamayo

"Esta crisis contituye una oportunidad para convertirnos en actores protagonistas del cambio que necesita la humanidad"

Diego Muñoz Tamayo, Socio Fundador de la firma colombiana Muñoz Tamayo & Asociados, posee una gran experiencia  en el derecho corporativo, no sólo como asesor jurídico sino como árbitro.  Diego Muñoz Tamayo comparte con Latin Counsel sus impresiones en estos días de Coronavirus.

Latin Counsel: ¿Cómo está viviendo esta situación?

Diego Muñoz Tamayo: Esta situación ha sido desafiante para todos los sectores económicos y desde luego, el sector de servicios legales no es la excepción. Hemos tenido que adaptarnos rápidamente a esta nueva forma de vida, a trabajar de manera remota, manteniendo el compromiso, la calidad y el excelente servicio que brindamos a nuestros clientes. La crisis nos impuso a todas las firmas tener que adoptar en un par de semanas procesos que normalmente hubieran podido tomar dos o tres años. En este proceso ha sido crucial el papel de la tecnología. Afortunadamente, en nuestro caso, habíamos realizado importantes inversiones de renovación y robustecimiento en nuestra infraestructura tecnológica que nos han resultado muy propicias para poder enfrentar la crisis sin ninguna limitación o inconveniente. 

De otra parte, para atender las necesidades cambiantes de nuestros clientes en esta coyuntura, hemos reasignado los equipos a aquellas áreas de práctica, donde se ha presentado mayor volumen de trabajo. Así mismo hemos destacado equipos especializados para anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes que puedan surgir de la crisis y de las medidas regulatorias que ha expedido el gobierno para atender la emergencia.

A pesar de los grandes retos derivados de la situación global actual, nos hemos adaptado a la nueva modalidad de trabajo y, afortunadamente, hemos podido seguir contando con el apoyo de todo nuestro equipo.

LC ¿Qué es lo que más le preocupa?

DM: Quizás el elemento más preocupante es la perspectiva de una recesión económica o una depresión de magnitudes mundiales que no han vivido las generaciones actuales. Ese escenario suscita mucha incertidumbre y, a su vez, la incertidumbre se constituye en un freno para las inversiones, los negocios y el emprendimiento. Sin embargo, desde una visión positiva, la incertidumbre ofrece oportunidades para quienes han vivido en ella y se han acostumbrado a manejarla y en ese frente, quienes hemos vivido y crecido en países como Colombia u otras economías emergentes, donde la incertidumbre ha sido más la regla que la excepción, tendremos una ventaja. 

Dentro de todo este contexto de incertidumbre económica, una variable muy preocupante será el desempleo y la capacidad y velocidad con las cuales las economías locales y las empresas puedan absorber toda esa fuerza laboral para lograr inyectarle la liquidez que necesita la economía para reactivar el consumo.

LC: ¿Qué medidas se están tomando en Colombia frente al Coronavirus?

DM: Desde el pasado 17 de marzo de 2020, el presidente de la República declaró la emergencia económica, que es un estado de excepción. Esta circunstancia le ha permitido tomar varias medidas extraordinarias que se encuentran materializadas en más de 100 decretos con fuerza de ley, que han impactado la actividad y dinámica económica del país.

Hoy en día, con más de 60 días de aislamiento obligatorio y con una reapertura gradual del país, que comenzó desde el pasado 11 de mayo, podemos resumir las medidas en varios frentes así:

            •            Un paquete de ayuda económica inmediata para mitigación de la emergencia destinado a la población vulnerable y a la protección del empleo por un valor equivalente al 2.7% del PIB.

            •            Medidas de liquidez a través del Banco Central con el propósito de apoyar al sector financiero y generar liquidez para la economía por un valor equivalente al 3% del PIB.

            •            Una capitalización del Fondo Nacional de Garantías para garantizar hasta el 90% de los créditos que las empresas obtengan del sector financiero para enfrentar la crisis.

            •            Líneas de bancos de redescuento del gobierno para apoyar al agro y a la pequeña y mediana industria.

            •            Medidas de flexibilización laboral en materia de teletrabajo, jornada laboral y vacaciones.

            •            Otorgamiento de un subsidio del 40% de un salario mínimo por cada trabajador a todas las empresas que hayan reducido su facturación en más de un 20% y que no hayan terminado los contratos laborales de sus empleados.

            •            Medidas de liquidez mediante otorgamiento de plazos para el pago de impuestos y aceleración de los procesos de devolución de saldos a favor.

            •            Medidas de reactivación económica gradual por sectores y sujeto a la implementación de protocolos de bioseguridad.

LC: ¿Qué cree que aprenderemos de esto?

DM: Creo que este tiempo de cuarentena nos deja varias reflexiones importantes. Considero que estamos ante un desafío histórico, que nos obliga a vivir de manera diferente, a adaptarnos, a cambiar, a trabajar en lo colectivo, pues todos estamos interconectados, somos interdependientes y tenemos que aprender a trabajar en conjunto para crear un mundo nuevo, diferente y, por supuesto, más sostenible y armonioso.

Además, considero que palabras como resiliencia e innovación regirán nuestra conducta y constituirán los pilares que nos permitirán superar las adversidades y entender que en un futuro tendremos que pensar, crear y actuar de manera diferente.

LC: ¿Qué mensaje de ánimo quiere transmitir?

DM: Todos los que estamos enfrentando esta circunstancia única y excepcional de la humanidad saldremos fortalecidos por esta experiencia que nos esta obligando a dar lo mejor de cada uno de nosotros y a mostrar nuestra garra y nuestro compromiso. También nos impondrá ser más creativos, más autónomos y tener que proyectar con más fuerza nuestras propias iniciativas para aprender ser, cada vez más, los dueños de nuestro destino. En síntesis, esta crisis contituye una oportunidad para convertirnos en actores protagonistas del cambio que necesita la humanidad.

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados