[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

Superintendencia de Pensiones empareja la cancha para inversiones de AFP en fondos de infraestructura y fondos inmobiliarios<br />
 

Alessandri
Chile ,   10 de junio de 2020

Superintendencia de Pensiones empareja la cancha para inversiones de AFP en fondos de infraestructura y fondos inmobiliarios
 

Superintendencia de Pensiones Empareja la Cancha para las Inversiones de Fondos de Pensiones en Fondos de Infraestructura y Fondos Inmobiliarios. Cambios Regulatorios para Deuda Privada Nacional a Fin de Proporcionar Liquidez a las PYMEs. Se Afina la Regulación para las Inversiones en ETFs de Oro.

Sin embargo, si bien los fondos que invierten en una gama más amplia de instrumentos de deuda privada chilena, serán ahora inversiones elegibles para fondos de pensiones chilenos, compartirán el espacio en términos de límites de inversión con otras clases de activos alternativos, tales como capital privado, deuda privada extranjera, infraestructura, fondos inmobiliarios y ETFs de oro.

En la búsqueda de mayores retornos, los fondos de pensiones chilenos han estado muy cerca de llegar al límite máximo para inversiones en renta variable. Esto ha significado que cualquier clase de activo que deje de considerarse renta variable para los efectos de los límites de inversión fijados en las regulaciones tiene una ventaja sobre otras clases de activos. Es lo que había estado ocurriendo con las inversiones en fondos inmobiliarios y de infraestructura nacionales en comparación con aquellas en fondos inmobiliarios y de infraestructura extranjeros. En efecto, la infraestructura nacional y las inversiones inmobiliarias nacionales estaban excluidas de los límites de renta variable, lo que no era el caso de las inversiones en el extranjero en esas clases de activos. Obviamente, esto estaba poniendo en desventaja la inversión en fondos de infraestructura extranjera y fondos inmobiliarios extranjeros, en la práctica restringiendo indebidamente la exposición de los fondos de pensiones a estas clases de activos.

Una de las modificaciones  introducidas el sábado 23 de mayo 2020 mediante la Norma de Carácter General 267 que modifica el Compendio de Normas del Sistema de Pensiones (y que regula las recientes modificaciones introducidas el 12 de mayo 2020 al Régimen de Inversión de los Fondos de Pensiones)  consiste en no computar en el límite de renta variable, la inversión directa, como tampoco la inversión indirecta a través de fondos de inversión nacional, en fondos de capital privado extranjero y deuda privada extranjera asociados a los sectores de infraestructura e inmobiliarios, así como las coinversiones en capital privado cuyas inversiones estén asociadas a esos sectores.

Sin embargo, el requisito es que los vehículos de inversión correspondientes deben invertir al menos el 95% de sus activos en el sector infraestructura o inmobiliario. De lo contrario, el vehículo de inversión no podrá beneficiarse de esta exclusión y la totalidad de la inversión computará en los límites de renta variable.

Una segunda modificación al Compendio, y que también recoge la reciente modificación al Régimen de Inversión, es permitir explícitamente la inversión en vehículos de deuda privada nacional. Se ha discutido si esto estaba permitido cuando los activos subyacentes eran instrumentos como pagarés y facturas.

Esta modificación es algo que los fondos de pensiones habían estado solicitando durante algún tiempo, pero también está en línea con el plan del gobierno de proporcionar fuentes adicionales de financiamiento para las PYMEs a través de garantías CORFO (entidad estatal de fomento de la producción) de hasta 80% para vehículos de inversión nacionales que a su vez financien instituciones no bancarias, como empresas de factoring y leasing. Dichos vehículos de inversión estarían abiertos a inversionistas calificados que incluirían no solo fondos de pensiones, sino también compañías de seguros y family offices.

Uno de los aspectos positivos de esta modificación es que la porción de la inversión que esté garantizada por CORFO contará para los límites de inversión en instrumentos estatales y no en otros tipos de instrumentos, como cuotas de fondos.

Esta modificación parece una buena fuente de financiamiento para muchas PYMEs que requieren de liquidez en estos tiempos de crisis del COVID-19, pero plantea dudas sobre su capacidad de atraer inversiones de los fondos de pensiones.

En efecto, la modificación al Régimen de Inversión trata estos instrumentos de deuda privada nacional como inversiones alternativas, compartiendo el espacio en términos de límites de inversión con otras clases de activos alternativos, como capital privado y deuda privada extranjera. Esto probablemente hará que las inversiones en deuda privada nacional sean menos atractivas dado que competirían con las inversiones en vehículos extranjeros que generalmente tienen mejores combinaciones de riesgo y rentabilidad.

En todo caso, esta no será una fuente barata de financiamiento para las PYME, teniendo en cuenta el número de intermediarios involucrados.

ETFs de oro. El Régimen de Inversión también se modificó para incluir los índices representativos de oro ("ETFs de oro") como una clase de activos en los que los fondos de pensiones podrían invertir, siendo el oro el único commodity al que los fondos de pensiones podrán tener algún tipo de exposición. El regulador ahora ajusta su regulación sobre las inversiones en ETFs de oro al establecer ciertas restricciones, además de la exigencias ya existentes de que se transen en un mercado secundario extranjero formal y que sus activos subyacentes estén respaldados físicamente o por futuros. Las restricciones consisten en que serán excluidos como una alternativa para ganar exposición al oro aquellos ETFs que sigan estrategias inversas, apalancadas o basadas en factores o que invierten en compañías mineras.

Otras modificaciones incluyen cambios en la forma en que se calculará la exposición a derivados de los fondos de pensiones, pasando de nocionales a mark-to-market. Es decir, para el cálculo del límite en derivados, se considerará la valorización diaria de la diferencia entre las ganancias y pérdidas (mark-to-market) por contraparte, en caso que sea positiva. Asimismo, se deberá excluir del cálculo el valor de aquellas garantías que se hayan constituido a favor de los fondos de pensiones.

Felipe Cousiño
Socio

 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados