[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"Me enorgullece haber impulsado el plan estratégico del bufete"

Fabio Guzmán Saladín

"Me enorgullece haber impulsado el plan estratégico del bufete"

Fabio Guzmán Saladín, Socio de la práctica corporativa de la firma dominicana Guzmán Ariza, ha hablado con Latin Counsel sobre su trayectoria en el ámbito del derecho.

Latin Counsel: Cuéntenos sobre su carrera profesional

Fabio Guzmán Saladín: Por mi formación de abogado y MBA me convertí, con todo y juventud, en el director de la práctica corporativa de la firma a cargo de coordinar las asesorías de la clientela en todas las etapas de sus negocios. He enfocado mi carrera profesional en representar a grandes empresas, fondos de inversiones y grupos empresariales de los Estados Unidos, Latinoamérica, Canadá, Europa y Asia en todos los aspectos de sus operaciones comerciales, desde la gobernabilidad empresarial, la gestión de riesgos hasta la financiación y las oportunidades de crecimiento, e incluso reestructuración financiera y empresarial.

LC:   ¿Cuáles han sido los mayores retos que ha enfrentado como abogado desde que inició su carrera?

FGS: El mayor reto que he tenido a lo largo de mi carrera profesional, y todavía tengo, es llenar los zapatos de las dos generaciones de abogados que me precedieron en mi familia, mi abuelo y mi padre. El primero, principalmente por el prestigio que construyó en sus 75 años de ejercicio, el respeto que inspiró entre sus colegas, y por su espíritu ético e inquebrantable; y el segundo por su disciplina, método, organización, solidaridad y visión de negocios adelantada a su época de ejercicio que permitió a Guzmán Ariza crecer y convertirse en el despacho de referencia en la República Dominicana. 

LC: ¿Cuáles han sido las experiencias más motivadoras de su carrera?

FGS: Tengo varias a lo largo de las diferentes etapas que han transcurrido. Como paralegal, me enorgullezco de haber creado el departamento de propiedad intelectual de la firma - para ese entonces la ley 20-00 había sido recientemente publicada y puesta en vigor. Luego, en mi etapa de abogado asociado, recién concluido mi MBA en el IE y mi gestión de reestructura las operaciones de Gaceta Judicial – única revista jurídica de la República Dominicana – me enorgullece haber impulsado el plan estratégico del bufete y con ello la innovación y cambio. 

Finalmente, en esta etapa actual, ya socio de Guzmán Ariza, he sido bendecido, en parte por suerte y otra por preparación, con el desarrollo del área de práctica de reestructuración mercantil de la firma hasta el punto de que actualmente me he logrado convertir en líder de la República Dominicana en esta materia con participación en el 80% de las reestructuraciones en el país y panelista en seminarios de reestructuración locales e internacionales.

LC: ¿Cómo está viviendo esta situación de confinamiento?

FGS: En la actualidad, la pandemia del COVID -19 nos ha obligado a todos los líderes de oficinas de abogados en todo el mundo a enfrentar la realidad de que estamos ante un evento que cambió y continuará cambiando al mundo tal como lo conocemos – comparable con el efecto de la primera guerra mundial, la crisis económica del 1929, la segunda guerra mundial y la guerra fría. 

La incidencia del COVID-19 en la práctica profesional del derecho tiene muchas aristas que tomar en cuenta para poder evolucionar, cambiar e innovar junto con el mundo. En este sentido, como líder de una firma, junto a mis compañeros, tengo la oportunidad de impulsar una cultura de innovación y cambio en Guzmán Ariza para manejar más eficientemente nuestro capital humano, aprovechar y eficientizar el uso de nuestros recursos tecnológicos, financieros y mercadológicos, identificar los cambios y oportunidades que el mercado nos presenta y sobre todo velar y no descuidar el núcleo de nuestra cultura y servicios jurídicos, la calidad y el servicio al cliente.

LC: ¿Qué consejos les daría a las futuras generaciones que están iniciando en el campo del derecho?

FGS: Le sugeriría seguir sus más profundas convicciones sobre las metas que quisieran alcanzar. Ser metódicos y tener siempre pendiente las metas que les motiva. Actuar siempre de forma responsable, objetiva y siempre pensando que sus acciones repercuten en su futuro. Finalmente, ampliar la visión del estudioso del derecho que nos enseñan en las universidades con otra profesión que vaya alineada con sus convicciones, metas, fortalezas e intereses.

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados