[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"Hemos descubierto que lo más importante en esta vida es la salud"

Ana G. Trigás

"Hemos descubierto que lo más importante en esta vida es la salud"

La situación actual propiciada por el coronavirus  va a marcar profundamente nuestra época, la cual persistirá durante mucho tiempo tras la remisión del virus. Una vez la vacuna sea efectiva y el virus haya sido controlado, muchas personas habrán sufrido pérdidas inimaginables. Un buen número habrá perdido a seres queridos, otros muchos se habrán quedado sin empleo y tal vez sin hogar, y varios cientos de millones habrán experimentado la angustia, la incertidumbre y la soledad del aislamiento social. Es evidente que tras la COVID-19 comienza un nuevo orden mundial.

Las pandemias a lo largo de la historia han dado lugar a cambios en los sistemas de salud, en la situación socioeconómica de los países e incluso en los propios gobiernos, la Covid-19 puede traer cambios similares en el orden mundial.

Según han comentado ya numerosos historiadores, la nueva pandemia de coronavirus es similar a las epidemias de la peste de los siglos VI y mediados del XIV en Europa, a la epidemia de viruela del siglo XVI en América y a la pandemia de la Gripe Española de 1918.

De hecho, la Gripe Española de 1918 afectó a 500 millones de personas y produjo entre 50-100 millones de muertes. Se desarrolló en tres avalanchas, en la primavera y en el otoño de 1918 y en el invierno de 1919. El 64% de los fallecidos se produjeron en la segunda oleada de infecciones. Algo similar ocurrió en la pandemia de la Gripe Asiática de 1957.

Una de las últimas pandemias a nivel mundial y no tan lejana,  fue la del 1981 cuando se descubrió el Sida. Con casi el cien por ciento de letalidad en su momento, y con grandes cambios de hábitos coyunturales, en la actualidad ya pocos la recuerdan, sin embargo no hay que olvidar que nunca tuvo lugar la esperada vacuna sino tratamientos específicos que disminuyeron su virulencia y contagio. Una vez superadas estas pandemias del pasado, no existieron grandes cambios en las conductas de la población, volviendo a la normalidad anterior.

De todas formas, hay que tener en cuenta factores que no existían en otras pandemias, tales como la asistencia sanitaria y la tecnología, de lo que se desprende que el impacto será menor y lo superaremos con menos pérdidas en comparación con otras pandemias pasadas. No obstante, será inevitable una reestructuración a nivel mundial, debido en gran medida a la globalización existente en estos momentos.

Sin lugar a dudas el coronavirus dará lugar a un fuerte impacto en las economías y en la vida cotidiana de las personas, toda vez que propiciará un cambio importante en la gestión del sector de la salud. Ante las graves consecuencias económicas y sociales de la pandemia, los gobiernos van a tener que hacer las cosas de otra manera.

La pandemia ha abierto los ojos a mucha gente sobre la fragilidad de las circunstancias ajenas, destapando las desigualdades que han dejado a tantas personas con necesidad urgente de refugio y asistencia médica. ¿Qué ocurrirá con esas personas tras la contención de la pandemia?

Muchos estados cierran sus fronteras, con lo que el proceso de globalización experimentará un considerable retroceso dando lugar a que cada estado resuelva sus propios problemas. Sin embargo, en las condiciones actuales lo más lógico es que la humanidad se mantuviera unida a nivel mundial para hacer frente al problema.

¿Hemos aprendido algo de esta crisis? La pregunta clave es si volveremos o no al mismo tipo de vida y al mismo modelo de sociedad desigual. Hemos descubierto que lo más importante en esta vida es la salud, si no nos damos cuenta de eso entonces no habremos aprendido nada.

Asimismo, hemos comprobado que se puede vivir bien con menos cosas, durante las semanas de confinamiento fuimos capaces de prescindir de muchas cosas superfluas, y nos concentramos en otras más importantes.

Ana G. Trigás
Socia Fundadora de Latin Counsel
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados