[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"El desafío es diseñar una buena combinación de talento en la asociación, y la capacidad de valorar dicho talento"<br />
 

Thomas Benes Felsberg

"El desafío es diseñar una buena combinación de talento en la asociación, y la capacidad de valorar dicho talento"
 

Thomas Benes Felsberg, Socio fundador de la firma brasileña Felsberg Advogados, cuenta con una extensa y prestigiosa experiencia en el ámbito del derecho. De dicha experiencia nos habla en una amistosa charla con Latin Counsel.

Latin Counsel: ¿Cuál ha sido el desafío más importante que ha enfrentado en su práctica profesional de la abogacía?  

Thomas Benes Felsberg: Crear una nueva firma de abogados, luego de haber completado mi LLM en la Escuela de Derecho de Columbia, y de haber trabajado por unos pocos años como pasante, y luego desempeñarme durante dos años en el Departamento de Asuntos Legales (interno) de la subsidiaria Brasileña de Ford, ha sido indudablemente un gran desafío. Tuve que asumir responsabilidad por decisiones sobre temas que nunca había encarado. También tuve que elegir colegas que trabajaran conjuntamente conmigo, lo cual tampoco fue fácil. La circunstancia de que alquilara una oficina que integraba una firma de abogados, fue de ayuda. Finalmente, la captación de clientes fue también tan desafiante como lo es en la actualidad. Cuando la firma creció, nuevos desafíos aparecieron, como cada tipo de firma de abogados (por tamaño), posee sus propias dificultades. Fui extremadamente afortunado de encontrar grandes socios, como firma somos esencialmente gente de negocios. El desafío, por supuesto, es diseñar una buena combinación de talento en la asociación, y la capacidad de valorar dicho talento, sobre todo.   

LC: ¿Cuál ha sido la más gratificante experiencia durante su vida profesional? 

TF: Hubo muchas grandes experiencias in mis 50 años de carrera como socio fundador, lo que hace muy difícil poder elegir una en especial. Recuerdo un momento cuando la mayor parte de nuestros ingresos estaba concentrada en un sólo cliente, quien trató de involucrarnos en un negocio obscuro. Inmediatamente, abandonamos a dicho cliente, y desde ese momento nos concentramos en tener una gran diversidad de clientes. Actualmente, tenemos miles de clientes distribuidos en muchos países. Como un viejo amigo abogado solía decir: "No tengo un jefe, tengo cientos de jefes". Este es un sentimiento reconfortante: la habilidad de declinar instrucciones que podrían afectar nuestra integridad, o en su caso, que no quisiéramos ejecutar.  

LC: ¿Cómo adaptó su vida durante el confinamiento? 

TF: He realizado home office durante  más de diez meses, y Microsoft ha colaborado conmigo, para que en promedio tuviera 180 contactos por semana con clientes y asociados. En consecuencia, nunca hubo momentos de aburrimiento: e-mails, Teams, Zoom, Webex, y redacción de documentos, etc, me han mantenido ocupado y desafiante.   

LC: ¿Qué consejo le daría a las nuevas generaciones en la práctica profesional de la abogacía? 

TF: Enfocarse absolutamente, si aman la práctica del Derecho, de lo contrario, no pierdan su vida.  
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados