[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

"El sector legal debe adaptarse rápidamente a estos cambios que se aceleran tras la pandemia"

Luis Castro

"El sector legal debe adaptarse rápidamente a estos cambios que se aceleran tras la pandemia"

Luis Castro, junto a su colega David Gutiérrez, fundó en el año 2003 la primera oficina de BLP en Costa Rica. Sus especialidades incluyen las áreas de práctica de Derecho Corporativo, Energía & Infraestructura e Inmobiliario & Hotelería. Luis, quien posee una amplia y destacada trayectoria como abogado, ha dedicado a Latin Counsel unos minutos de su tiempo para hablarnos de cómo ve la situación de la abogacía en estos momentos convulsos y cómo cree que se va desenvolver el sector legal tras el Coronavirus.

Latin Counsel: ¿Hacia dónde cree que se dirige el sector legal tras la pandemia?

Luis Castro: La pandemia exacerbó una serie de tendencias que definitivamente son fuerzas de transformación en la industria legal como la presión sobre el costo de los servicios y esquemas de cobro distintos a la hora, la necesidad de incorporar la tecnología para generar eficiencias en la prestación del servicio, la segmentación de los servicios, la virtualidad y el teletrabajo y nuevas formas de desarrollar negocios y hacer networking.  El sector legal debe adaptarse rápidamente a estos cambios que ya se asomaban pero que se aceleran tras la pandemia.

LC: ¿De qué manera nos enfrentamos al escenario post pandemia?

L. Castro: El escenario post pandemia nos obliga a adaptarnos a estos cambios de nos exigen nuestros clientes y que también tienen que ver con nuestra capacidad de atraer talento.  Las firmas que no logren esta transformación no podrán seguir liderando el mercado.

LC.: ¿Ha pensado algunas acciones de carácter permanente para enfrentar el escenario futuro una vez superada la pandemia?

L. Castro: Claro – en muchas áreas como el teletrabajo los cambios serán permanentes. El uso de espacio físico y las necesidades del espacio físico no van a regresar a sus niveles pre-pandemia.  El desarrollo de negocios cambiará también de forma permanente. Si bien el contacto personal y los eventos de networking no van a desaparecer, se ha demostrado que otros medios como webinars, podcasts y reuniones virtuales son también efectivos y será parte de una estrategia de comunicación y desarrollo de negocios.  La virtualidad también ha ampliado nuestras fronteras en cuanto a reclutar talento – nos hemos dado cuenta que un abogado en México, New York o Madrid puede estar completamente involucrado en proyectos en Costa Rica, Guatemala o Nicaragua.

LC: ¿Cómo ve la actividad de la reapertura económica y legal en Costa Rica?

L. Castro: La actividad en el sector legal ha sido un reflejo de la actividad de nuestros clientes y también hemos visto marcadas diferencias entre áreas de práctica en distintos momentos que responden a ese entorno. Para hablar de lo mas afectado, en Costa Rica el sector turismo que es parte clave de la economía, se ha visto especialmente golpeado (como en el resto del mundo).  Nuestra temporada alta va de noviembre a Mayo y estando ya casi en febrero existe una enorme preocupación en el sector por los bajas cifras de visitas que ha recibido el país. Siendo un negocio con un fuerte peso estacional el sector está muy preocupado por perder un año mas de su mas importante temporada.  En contraste, otros sectores de la economía como el sector exportador de bienes y servicios desde el régimen de Zona Franca se ha mantenido fuerte, en crecimiento y muy activo como motor de empleo y de atracción de inversión extranjera. Aún durante la crisis generada por la pandemia, fenómenos como la tendencia de nearshoring provocada por la guerra comercial entre EEUU y China nos han beneficiado como destino de inversión.

LC: ¿Cómo se ha adaptado la firma y los clientes al teletrabajo?

L. Castro: Nuestra firma tenía desde antes de la pandemia una fuerte cultura de teletrabajo y flexibilidad, sin embargo, definitivamente la pandemia nos llevo a otro nivel.  El resultado ha sido muy positivo tanto desde la perspectiva interna como con los clientes. Los clientes nos dicen que no han percibido cambio alguno en la calidad servicio y posiblemente en muchos casos las reuniones remotas son mas eficientes.  Si creo que hay retos, ciertas discusiones en donde se requiere colaboración cercana se benefician de la presencia física pero creo que estas se pueden manejar mucho mejor como excepciones y en espacios abiertos y que cumplan con las condiciones de seguridad.

También hemos reconocido como firma que no todos tienen las condiciones óptimas para tele trabajar, y hemos permitido que aquellos que no cuentan con esas condiciones regresen a las oficinas, tomando medidas que protejan su salud. Sin embargo, este ha sido un grupo muy reducido de abogados.
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados