[ loading / cargando ]

;

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

Tendencias del sector legal 2021

Eugenia Navarro

Tendencias del sector legal 2021

No esperábamos un 2021 que llegase con tanta intensidad, como si quisiese superar en impacto de su antecesor añadiendo a una pandemia global, el temporal Filomena, nieve, incomunicación y más aislamiento. Este post no pretende más analizar y especular sobre el futuro de la industria legal en este año rebelde en el que la economía está haciendo aguas y en el que el impacto de los políticos no ayuda a establecer planes de recuperación con sentido. 

El 2020 nos pilló desprevenidos, pero aceleró muchos cambios que tal vez hubiesen tomado mucho tiempo sin esta situación de urgencia. La transformación digital, antes una palabra cosmética más que una realidad en el sector legal, empezó a estar en las agendas de todos los agentes que operan en el sector. El 2021 no es un año más, es un año para la estrategia, implementar cambios y trazar la hoja de ruta hacia el futuro. Es el año de "repensar" y de actuar. 

¿Cuáles serán las grandes tendencias que marcarán el sector legal este año?  Me animo a resumirlas en cinco principales.

Búsqueda de la eficiencia en los procesos y en la entrega de servicios y esto nos llevará irremediablemente a la utilización de tecnología y a la transformación digital. Tanto las firmad de abogados, como los modelos alternativos, o mejor dicho los nuevos modelos, como las asesorías jurídicas están trabajando en sus planes de transformación digital. El trabajo legal cada vez es más complejo, abarca más perspectivas y requiere de datos. Los proveedores de tecnología en el sector legal serán la clave de la evolución del sector legal convirtiéndose en auténticos transformadores de la profesión. mE gustaría decir que la innovación será la clave de este 2021, pero pienso que este año se pondrán los mimbres para dar un paso más en la innovación a futuro, el driver este año será la eficiencia. Además, se tendrá que demostrar, por lo que los indicadores de valor formarán parte de los procesos y de los planes de mejora, cambiando definitivamente la manera de trabajar en los asuntos.
 
Inversión en marketing y tecnología, las firmas que compiten en este mercado van a tener que dedicar recursos específicos al marketing en el mundo offline, pero muy especialmente en el mundo online. Las webs dejarán de ser solo imagen corporativa para pasar a ser generadores de leads y ventas y algunos servicios legales serán totalmente online. La búsqueda de la diferenciación en el mercado está generando miles de directorios, premios, comunicaciones... lo cual es bueno para el mercado ya que ofrece una mayor transparencia para el cliente del servicio que le puede esperar. Creo que veremos comunicaciones corporativas muy creativas, diferentes y sigo esperando nuevas campañas de publicidad en el sector. No obstante, además de la comunicación, el marketing como herramienta estratégica será la clave para operar en mercados tan competitivos.

Llegada de nuevos modelos al sector que por una parte abaratarán los costes y mejorarán el acceso a la justicia y por otra sacarán de la zona de confort a modelos tradicionales que no han sabido adaptarse a los cambios. Desde que los proveedores de servicios legales alternativos ("ALSP") interrumpieron el mercado legal hace aproximadamente tres años en España, su evolución ha sido vista por los principales actores del mercado legal con una mezcla de escepticismo y curiosidad. A pesar de que los modelos alternativos vienen respaldados por su éxito en los mercados anglosajones, en mercados tan tradicionales como el español y como el latinoamericano queda camino por recorrer y la evangelización ha sido una de las primeras prioridades de estos modelos. Sin embargo, a raíz de la pandemia tanto abogados internos como externos han tenido que reaccionar rápido como respuesta de adaptación al entorno y han tenido que incorporar cambios en su manera de trabajar y en su organización. El COVID ha actuado como un acelerador de la transformación digital, pero algo más importante subyace, se ha perdido el miedo a los cambios y se ha abierto la curiosidad por probar otras formas de hacer. No solo llegarán nuevos modelos, sino que se generarán nuevos startups que operarán dentro del sector legal, poniendo a la industria legal en la cabeza de inversiones e innovación.

Teletrabajo y plataformas comunes con los clientes. El teletrabajo ha llegado para quedarse, no cien por cien, pero sí en las modalidades que cada persona necesite en función de su capacidad de ofrecer resultados y cumplir objetivos. La interacción con los equipos abogado - cliente será mucho mayor y para ello serán necesarias plataformas tecnológicas comunes y trabajar por proyectos. El cliente en el centro, de verdad y sin tapujos, esos serán los modelos de éxito en este año, mejor dicho, en este siglo. La presencia física cada vez será menos relevante, incluso las propias ubicaciones, los equipos serán cada vez más líquidos y estarán formados por los profesionales más cualificados para el proyecto allí donde se encuentren.

Formación de los abogados para adaptarse a la tecnología y cambiar culturas ancestrales de trabajo. Utilizar CRM, gestores documentales, automatización de contratos, e- billing no s tarea fácil. Este año será una puesta a punto y los abogados notarán la presión para el cambio que ejercerán sus organizaciones, recién convencidas de que la tecnología es una gran aliada. Pero no solo la tecnología formará para del menú formativo. Adquieren relevancia la gestión del tiempo y la productividad, el desarrollo de negocio y la comunicación y cómo no las redes sociales y el entorno de internet. Dada la necesidad evidente, estamos viendo cómo se multiplican las ofertas formativas, algunas con muy pocas acreditaciones, pero desde el entendimiento de que los abogados necesitan complementar su formación para afrontar los retos actuales. No olvidemos la formación en Bienestar para mejorar y afrontar es estrés de una profesión que ha añadido nuevas competencias y conocimientos necesarios para ejercer a través de la evolución de un perfil en el que ser buen técnico no es suficiente.

Seguramente es una temeridad resumir las tendencias del 2021 en cinco, pero tal vez sean las principales pistas de la evolución del sector en un año difícil y que debe afianzar futuros pasos. Podría añadir una más, la alta competitividad, pero creo que más que una tendencia es la continuidad de la evolución de un sector cada vez más rico, diverso y más emprendedor que genera nuevas oportunidades, nuevos tipos de carreras y un mercado mayor.

Eugenia Navarro
CEO TAMA PROJECTS 

 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados