[ loading / cargando ]

Chile   

Chile   

Primeros diseños de Disney entran al dominio público: qué se puede usar y qué no de los dibujos del ratón animado

Martín Vicuña - Alessandri Abogados

El 1 de enero de 2024 marcó un hito en la historia de Disney y de la propiedad intelectual en general. Los primeros diseños de Mickey Mouse y Minnie, creados hace cerca de 100 años, entraron al dominio público. Este evento no es el primero en su tipo, pero sí uno de gran magnitud.

Según la Ley de Derechos de Autor de Estados Unidos, que otorga protección monopólica a las obras del intelecto, estos derechos expiran ya sea 70 años después de la muerte del autor o 95 años después de la publicación de la obra.

Los primeros dibujos de los ratones de Walt Disney aparecieron públicamente en 1928 con una caricatura de Mickey Mouse en blanco y negro, navegando en un barco y silbando una cancioncilla, en la película musical Steamboat Willie y en la película muda Plane Crazy. El primer dibujo de Mickey tenía un hocico alargado, ojos pequeños y redondos y estaba dibujado en blanco y negro. Con el tiempo la figura cambió: le crecieron las orejas, adquirió colores y sus ojos se alargaron.

 

Usos y limitaciones

A partir del 1 de enero estas figuras son de dominio público. Esto significa que cualquier persona puede usar el diseño original del personaje sin la necesidad de pagar los respectivos derechos o solicitar los permisos correspondientes y puede compartir, adaptar o redibujar estas caricaturas. Podríamos ver al Mickey Mouse de Steamboat Willie como símbolo de una marca de quesos o a la Minnie del mismo corto en diseños gráficos educacionales. Solo se podrán usar esas figuras tal cual aparecen en el corto y no las adaptaciones posteriores, que siguen protegidas, como lo son sus pantalones con su característico color y forma. El uso debe ser en blanco y negro, evitando los característicos colores —o cualquier otro punto— que puedan ser asociados a la marca Disney. Cualquier uso que sugiera una asociación oficial con Disney o que dañe su marca puede ser objeto de acciones legales. No debe confundir a los consumidores al sugerir que son productos de Disney o que cuentan con su respaldo. Además, se debe evitar el uso de estos diseños en contextos que difieran marcadamente de las aplicaciones previas de Disney. Así y todo, se abre un mundo de posibilidades para artistas, educadores y emprendedores.

Casos similares: Winnie the Pooh y el Cascanueces

No es la primera vez que un personaje icónico pasa al dominio público. Winnie the Pooh, creado por A.A. Milne en 1926, ya es parte del dominio público, lo que permitió la adaptación de la historia a Winnie the Pooh: Miel y Sangre; así también Los Simpsons en su Temporada 17 "Simpsons Christmas Stories" celebraron la entrada de la historia del Cascanueces, creado por E.T.A Hoffman y Piotr Ilich Tchaikovsky, al dominio público dedicándole una historia bajo su temática. Similar suerte experimentaron las creaciones de Arthur Conan Doyle con su personaje Sherlock Holmes; F. Scott Fitzgerald con "El Gran Gatsby", J.M Barrie con Peter Pan; Beethoven y Mozart con sus clásicos; Bram Stoker con Drácula y Nosferatu, y diferentes trabajos de H.P Lovecraft experimentaron una "segunda vida" al entrar en el dominio público pudiendo ser reimaginados y reproducidos fuera de su eje principal. Cada uno de estos casos representa un momento en el que el arte y la cultura se abren para ser reutilizados y reinventados, enriqueciendo así el acervo cultural global.

Legislación comparada: qué pasa en Chile

Esta transición al dominio público no solo es un evento significativo en términos legales, sino también un momento emocionante para la creatividad e innovación. Veremos cómo el primer Mickey Mouse inspirará nuevas obras, productos y hasta empresas, demostrando el dinamismo y la evolución de la cultura y de la ley. En el caso de nuestro  país, la ley 17.336 establece que la protección de los derechos intelectuales de los autores respecto de sus creaciones se extiende por 70 años contados desde la fecha de fallecimiento del autor. La norma chilena ha permitido que celebremos la entrada al patrimonio cultural común de diversas obras emblemáticas. Por ejemplo, "Altazor" de Vicente Huidobro, entró al dominio público en 2019. En el futuro, podremos celebrar a Pablo Neruda con "Veinte poemas de amor y una canción desesperada" en 2043 y a Nicanor Parra con "Poemas y Antipoemas" recién en 2088.

La entrada del primer Mickey Mouse al dominio público es un recordatorio del equilibrio entre la protección de los derechos de los creadores y el fomento de la creatividad colectiva. Es un momento histórico que celebra tanto el legado de Walt Disney como el futuro ilimitado de la creatividad humana.

Autor: Martin Vicuña, Asociado, Alessandri Abogados 

Suscribe to our newsletter;

 

Our social media presence

  

  

  
 

  2018 - All rights reserved