[ loading / cargando ]

Foto: COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos)

España   

España   

Agricultores protestan en España y se unen a sus pares de la UE contra el aumento de costos y la normativa europea

Marina Vanni

El martes 6 de febrero, los agricultores españoles salieron a la calle conduciendo sus tractores y exhibiendo pancartas en protesta por las trabas burocráticas, el aumento de los costes del combustible y los fertilizantes, y la competencia extranjera, uniéndose a sus homólogos de varios países europeos.

Las manifestaciones provocaron el bloqueo de las principales carreteras del país.

Los agricultores, organizados por asociaciones como ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores) y COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos), expresaron su frustración por el peso de las normativas impuestas por la UE, que consideran poco flexibles y argumentan que dificultan su competitividad frente a productores de regiones como América Latina o los países europeos fuera del bloque.

Además de las frustraciones respecto a las normativas, los agricultores apuntaron contra las grandes cadenas de comercialización, acusándolos de manipular el mercado y a los políticos de desatender sus intereses.

La situación en el país se ha visto agravada por factores como la sequía, por lo que el Ministerio de Agricultura anunció un paquete adicional de ayudas de 269 millones de euros para apoyar a los agricultores afectados por las condiciones climáticas adversas y la guerra en Ucrania.

Las protestas en España forman parte de una oleada más amplia en toda Europa contra el aumento de los costos y la reducción de los beneficios. Agricultores de países como Alemania, Francia, Bélgica, Grecia, Lituania, Polonia y Rumanía han expresado sus quejas en las últimas semanas, en ocasiones con enfrentamientos violentos.

A escala regional, los agricultores han expresado su preocupación por cuestiones que van desde la competencia de importaciones más baratas hasta el impacto de la normativa climática. La Política Agrícola Común (PAC) de la UE, junto con los elevados costes del combustible y la energía, han sido especialmente polémicos. No obstante, algunos grupos ecologistas han argumentado que ciertas peticiones de los agricultores, como el abaratamiento de los fertilizantes, van en contra de los objetivos climáticos y de reducción a cero de las emisiones de carbono de la UE.

Las manifestaciones pueden tener implicaciones políticas más amplias. Los partidos de derechas de varios países europeos han intentado sacar partido del descontento, enmarcando las manifestaciones como parte de una reacción más amplia contra las políticas de la UE, en particular su agenda climática.

A finales de febrero está prevista una manifestación de gran escala en el centro de Madrid.

Autora: Marina Vanni

Suscribe to our newsletter;

 

Our social media presence

  

  

  
 

  2018 - All rights reserved