[ loading / cargando ]

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

Inteligencia Artificial: el gran superpoder que impulsa a los negocios


   21 de julio de 2022

Inteligencia Artificial: el gran superpoder que impulsa a los negocios

Son numerosas las fuentes que señalan a la Inteligencia Artificial como una de las tecnologías clave para la Industria 4.0, que se da en el contexto de la búsqueda de mayor eficiencia y productividad, sirviendo a los mercados con mayor agilidad y flexibilidad.

La Inteligencia Artificial (IA) ya está aquí, e interactuamos con ella cotidianamente. ¿Le suena a ciencia ficción? Pues no lo es; lo que ocurre es que la IA actualmente está inmersa en actividades que se nos tornan muy habituales, desde ver una serie en un servicio de streaming por suscripción, hasta buscar una dirección con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS por sus siglas en inglés), o interactuar con el asistente virtual de nuestro teléfono inteligente o el de la web de nuestra entidad financiera ("chatbot"). Convivimos con la IA prácticamente sin darnos cuenta, pero sus algoritmos están presentes en estas aplicaciones, y muchísimas más.

Diariamente se crean miles de millones de datos en el mundo, y este crecimiento se ha visto impulsado exponencialmente por la proliferación de dispositivos móviles y del Internet de las Cosas.  Las nuevas tecnologías y la IA ofrecen la invaluable oportunidad de utilizarlos para la solución de problemas micro en nuestro puesto de trabajo, hasta los grandes desafíos a los que se enfrenta la sociedad, como lo es el cambio climático.  La Computación de Alto Desempeño (o HPC, por sus siglas en inglés), en concierto con la aplicación de redes neuronales y otras metodologías estadísticas fundamentales de la IA, están abriendo posibilidades cada vez más amplias en el campo del pronóstico del clima y el uso de esta información para la mitigación de los riesgos producidos por eventos de gran magnitud.

Dentro del contexto empresarial, y de manera simplificada, la IA convierte datos dispersos, y crudos, en información y algoritmos útiles para la toma de decisiones y la generación de valor para el negocio.  Por esto, es considerada como un superpoder en la Industria 4.0. Su uso es asombrosamente amplio: desde el desarrollo y producción de bienes y servicios, hasta el mercadeo y venta de los éstos.

El potencial es enorme
Son numerosas las fuentes que señalan a la Inteligencia Artificial como una de las tecnologías clave para la Industria 4.0, que se da en el contexto de la búsqueda de mayor eficiencia y productividad, sirviendo a los mercados con mayor agilidad y flexibilidad.  De igual manera, no pocas investigaciones coinciden en que más de un 50% de las empresas habrán adoptado algún tipo de IA en los próximos 10 años.

El Banco Interamericano de Desarrollo, en el documento "Inteligencia Artificial: Gran oportunidad del siglo XXI" cita un análisis de PWC, el cual señala que el PIB mundial podría crecer hasta un 14% hacia 2030.  Esto, como resultado de una aceleración del desarrollo y la adopción de la IA.  Este crecimiento, indica el documento, estaría impulsado por un aumento en la productividad, y un incremento en el consumo.

Empresas del sector de alta tecnología hoy realizan grandes inversiones en ecosistemas para desarrollo en plataformas abiertas, que están despejando el camino para escalar la IA en todos los ámbitos del quehacer humano.

Oportunidades para la región
La IA ofrece un abanico de oportunidades para América Latina, tanto como impulso para el crecimiento de empresas en todos los sectores económicos, como para la mejora de servicios en salud, educación, finanzas, transporte, por mencionar algunos.

Las proyecciones de IDC en este año, indican que "para 2023, el 40% de las 5,000 principales empresas de América Latina usarán servicios de gobierno asistidos por Inteligencia Artificial y vinculados a la nube para administrar, optimizar y proteger recursos y datos dispersos".

Como región, debemos avanzar en la creación de marcos regulatorios para un uso responsable de los datos (que aseguren la seguridad y privacidad de las personas, uno de los enfoques de la Inteligencia Artificial Ética), y también en la formación del talento humano, que hoy debe contar con nuevas habilidades tanto técnicas, como blandas (STEAM, por sus siglas en inglés). 

El informe "El Futuro del Trabajo del Foro Económico Mundial" señala que, para el 2025, la Ciencia de Datos, Inteligencia Artificial, Aprendizaje de Máquina y Mega Datos, se proyectan como las carreras de mayor demanda.  Las oportunidades de formación en estas disciplinas deben alcanzar a todas las esferas de la población, teniendo una profunda conciencia de que la paridad de género y la incorporación de otros grupos tradicionalmente excluidos continúa siendo un reto que debe ser atendido con urgencia.  Esto permitirá a las futuras generaciones acceder a empleos de alto valor agregado y alta remuneración, que además estarán a la vanguardia del desarrollo equitativo de nuestras sociedades.

La Inteligencia Artificial, que además potencia las posibilidades que ofrecen la conectividad 5G, el Internet de las Cosas (IoT, en inglés), y la infraestructura en la nube, es el superpoder que transforma los negocios y mejora la calidad de vida de las personas. La IA está revolucionando todos los ámbitos del quehacer humano, y su empresa no debe quedar atrás en el aprovechamiento de las bondades que ésta ofrece.  El momento es ahora.

Fuente: FORBES
 

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados