[ loading / cargando ]

;

Suscripción gratuita al Boletín

Buscar Noticias

Nuevas tendencias en el derecho laboral en Brasil


Brasil    11 de mayo de 2016

Nuevas tendencias en el derecho laboral en Brasil

En Brasil se ha venido observando, recientemente, una nueva tendencia en los tribunales de lo social en relación a las controversias que afectan a ciudadanos brasileños y en cuestiones de carácter internacional, en especial las relativas a asuntos consulares e inmunidad concedida a instituciones extranjeras.

Un ejemplo lo constituye la reclamación laboral interpuesta contra el Consulado General de Japón por un antiguo empleado, que alegó despido improcedente. El Tribunal Superior Federal estableció que el Tribunal Laboral Brasileño es el competente en este tipo de conflictos, puesto que el consulado no puede vulnerar en momento alguno los derechos sociales del empleado. Esta decisión modificó, por consiguiente, la creencia de que la inmunidad consular era absoluta.

El BID, Banco Inter-Americano de Desarrollo, también se vio involucrado en un caso similar, en la que el Tribunal Superior Laboral estableció, en la misma dirección, que el Tribunal Laboral Brasileño era en este caso competente para resolver los conflictos laborales entre la entidad y el empleado local.

Otra sentencia destacada fue con ocasión de una demanda laboral interpuesta por un antiguo empleado de Iberia (Líneas aéreas españolas) en contra de la compañía en Brasil, basado en el hecho de que el empleado había prestado sus servicios en Brasil. En este caso, el empleado había sido contratado en Buenos Aires, en 1961 y transferido a Brasil en 1986 para trabajar como manager (aunque el fue inscrito en 1987) donde trabajó durante seis años, volviendo a Argentina cuando su contrato laboral había ya finalizado. El empleado alegó diferencias salariales y la inscripción durante el período que él trabajó en Brasil.

En la instancia inferior, el caso fue sobreseído dado que el juez entendió que era competencia de la jurisdicción argentina laboral debido a que su último lugar de trabajo había sido Buenos Aires. La instancia inmediatamente superior ratificó dicha decisión.

El Tribunal Superior Laboral, no obstante, estableció que el Tribunal Laboral Brasileño era el competente porque el empleado había prestado sus servicios en Brasil durante ciertos períodos de tiempo. Según este tribunal, la competencia es determinada por la ubicación del lugar de trabajo del empleado, incluso en el supuesto de los individuos contratados en el extranjero.

Un último ejemplo se refiere a un empleado contratado por Banco do Brasil en 1941, que trabajó en Montevideo (Uruguay) de 1974 a 1977, en la ciudad de Panamá de 1979 hasta 1985 y en Roma de 1990 hasta 1991. Durante estos tres períodos, Banco do Brasil estableció un fondo de pensiones para desempleados basándose en el hipotético salario que el empleado habría disfrutado si hubiera trabajado en Brasil ininterrumpidamente.

El Tribunal Superior Laboral entendió que si al empleado se le asigna un puesto en el extranjero remunerado en moneda extranjera, todos los beneficios laborales, incluyendo los fondos de pensiones, deberían ser computados teniendo en consideración la remuneración en su totalidad.

Suscríbase a nuestro newsletter:

 

Nuestra presencia en redes sociales

  

  

  

  
 

  2018 - Todos los derechos reservados